Connect with us

Ariel Pérez

Un asesino en serie dice que dibujó a sus víctimas y el FBI espera indentificarlas

Published

on

Samuel Little confesó más de 90 asesinatos durante tres décadas, convirtiéndolo en uno de los asesinos en serie más prolíficos y siniestros en la historia de los Estados Unidos.

Pero muchas de esas muertes que dice Little entre 1970 y 2005 no han sido identificadas o vinculadas a él, lo que dificulta que las autoridades verifiquen sus declaraciones o sepan si se trata de casos fríos o de personas cuyos cuerpos nunca se han encontrado.

El FBI espera cambiar eso y el martes publicó 16 retratos inquietantes y misteriosamente detallados que Little dibujó de personas sospechosas de ser sus víctimas.

“Esperamos que alguien (familiar, ex vecino, amigo) reconozca a la víctima y proporcione esa pista crucial para ayudar a las autoridades a hacer una identificación”, dijo la portavoz del FBI, Shayne Buchwald, en un comunicado al medio estadounidense USA TODAY. “Queremos devolverles a estas mujeres sus nombres y a sus familias algunas respuestas tan esperadas. Es lo menos que podemos hacer”.

Los dibujos capturan el color de los ojos de cada víctima y cómo llevaban el pelo. Una persona, que Little dice que pasó por “Mary Ann” y que él mató en Miami, lleva una diadema azul y gris, otra a la que afirma haber asesinado en Atlanta lleva un lápiz de labios rojo brillante y aretes rojos. Algunos parecen sonreír, mientras que otros parecen ser severos y estoicos.

Cada dibujo está marcado con una posible ciudad y año en el que ocurrió el asesinato. Buchwald señaló que los dibujos de Little son muy precisos y han ayudado a proporcionar descubrimientos en tres casos fríos en los EE. UU.

De hecho, los dibujos y las confesiones masivas de Little en mayo, cuando admitió haber matado a más de 90 personas a cambio de una transferencia a la prisión, ha animado a las autoridades locales de todo el país que ahora están reexaminando sus casos no resueltos.

Little, de 78 años, fue arrestado en 2012 en un refugio en Kentucky, luego extraditado a California por un cargo de narcóticos. La policía de Los Ángeles obtuvo una coincidencia de ADN con Little en tres asesinatos no resueltos en el área en 1987 y 1989 y fue acusado de tres cargos de asesinato. En 2014, fue sentenciado a tres cadenas perpetuas consecutivas sin libertad condicional.

Los asesinatos se prolongaron durante décadas y en su mayoría pasaron desapercibidos porque Little no enfocó su matanza en un área o ciudad en particular. El ahora de 78 años de edad, llevó a cabo sus crímenes en al menos 16 estados y estranguló a cada una de sus víctimas.


Continue Reading