Connect with us

El País

RD mejora en el cumplimiento de los derechos de la infancia

Published

on

El Observatorio de los Derechos de la Niñez (ODNA) presentó ayer los resultados de la segunda edición del Índice de los Derechos de la Niñez (IDN), que arrojan un aumento en el cumplimiento de estos derechos en todo el territorio nacional.
Para el estudio, dado a conocer por el coordinador del observatorio, Nelson Medina, se clasificó el IDN en tres grupos: la infancia, considerada de 0 a 5 años de edad; la niñez, comprendida, entre los 6 y los 12 años; y la adolescencia, contemplada entre los 13 y los 17 años. Además, la puntuación mínima es 0 y 10 es la máxima.
El IDN de la infancia a nivel nacional aumentó de 4.3 en 2010 a 4.6 en 2019, siendo este el grupo que registró el menor incremento.
El mayor impacto positivo en este IDN de la infancia proviene de los indicadores del ambiente de educación, donde el nivel inicial alcanza el 50% de la población en este ciclo de vida y en el que apenas el 1.7% lo abandona.
Mientras que el mayor impacto negativo proviene del ambiente de salud, lo cual se asocia a los altos niveles de mortalidad infantil, cuya tasa nacional es de 31 por mil nacidos vivos. Lo mismo sucede con la vacuna pentavalente, que a nivel nacional solo alcanza al 56% de la población menor de 5 años.
El mayor incremento. El IDN de la niñez subió de 0.8 en 2010 a 5.9 en 2019. La mayor influencia de este aumento lo ejerce una vez más el ambiente educativo, en el que la tasa neta de cobertura en el nivel primario es de un 92.9%, un 83% alcanza el octavo grado y apenas un 2.3% lo abandona.
Al igual que en el caso del IDN de la infancia, en el segmento de la niñez la alta tasa de mortalidad constituye la principal preocupación, ya que a nivel nacional llega a una tasa de 35 por mil nacidos vivos.
En los adolescentes. En tanto que el IDN de la adolescencia pasó de un 2.4 en 2010 a 5.5 en 2019. La mayor influencia negativa en este segmento es el ambiente de salud, del cual se destaca el alto nivel de adolescentes que han iniciado el proceso reproductivo, 21% a nivel nacional.
El estudio también determina existen grandes diferencias entre las regiones del país. Aquellas con menor fortaleza institucional y de capacidades locales débiles presentan los peores indicadores.


Continue Reading