Humo afecta la población


El confinamiento obli­gatorio de la pobla­ción desde el inicio de la pandemia del Coronavirus (Co­vid-19) ha llevado a la disminu­ción de los niveles de contamina­ción ambiental en prácticamente la totalidad del planeta.


Los ni­veles de material contaminante industrial y de gases de calenta­miento por emisión de CO2 por vehículos, en algunas ciudades y regiones, muestran caídas signi­ficativas, a medida que el Coro­navirus impacta en el trabajo y la economía de todo el mundo.


Las imágenes tomadas por los saté­lites en las últimas semanas han dado fiel testimonio de ello, mos­trando al mundo unos cielos tan despejados y azules, como nunca habían sido vistos por décadas.


A pesar de las bondades que para la naturaleza y para nues­tra propia salud global nos han traído la obligada cuarentena, nuestro país, tristemente, vuel­ve a enfrentarse con uno de sus peores elementos de polución atmosférica: el vertedero de Du­quesa con sus frecuentes fuegos y humaredas.


En los últimos días, hemos observado como este pro­blema que lleva años sucediendo de forma periódica ininterrumpi­damente, y que bajo ninguna ad­ministración municipal ni institu­ción gubernamental ha podido encontrar una solución definiti­va, sigue causando estragos en la salud, ya no sólo en las cercanías de Santo Domingo Norte, sino también de todo el llamado Gran Santo Domingo.


Millones de partículas des­prendidas de los residuos sóli­dos que allí se vierten, los cuales se incendian mayormente de for­ma espontánea por las altas tem­peraturas que se registran en esa zona y que al combinarse con el gas metano, generan una nube tóxica que es transportada por las corrientes del viento, cubriendo grandes extensiones de la ciudad, provocando mayormente proble­mas de salud de índole respirato­ria y cutánea, lo cual conlleva a un aumento de la asistencia a los centros de salud y Emergencias por parte de las personas afecta­das. De igual forma, aunque en menor proporción, el botadero de Haina lleva varios días que­mando residuos sólidos, exigien­do un trabajo intenso a los bom­beros, que se han visto con serias dificultades para obtener agua para la extinción del fuego que si­gue allí ocurriendo.


La Iniciativa Global y su im­pacto en el Asma (GINA, por sus siglas en inglés), casualmente en este año, durante la Celebra­ción del ‘Día mundial del Asma’, que se viene conmemorando des­de 1998, el segundo martes del mes de mayo, remarca como te­ma central: “Suficientes muertes por Asma”, para advertir a la po­blación mundial, y más bien, a los gobiernos y autoridades sanita­rias de cada país, de la alta cifra de personas afectadas por esta enfer­medad respiratoria crónica, y por la alta tasa de morbi-mortalidad, que a día de hoy sigue en aumen­to.


Esto ocurre más en países en vía de desarrollo, carentes de polí­ticas públicas adecuadas, suficien­tes y adaptadas a los tiempos que corren en materia de protección del medio ambiente, disposición correcta de residuos contaminan­tes y, finalmente de implementa­ción de una estrategia sostenible de reciclaje de residuos sólidos, que a su vez genere empleo y divi­sas a estas economías.


El aumento de casos de Covid -19 en el país y en el mundo ha evidenciado un aumento de la morbi-mortalidad por esta infec­ción en pacientes asmáticos. Por eso urge la solución.


Retraso La no resolución de esta situación puede conllevar a retrasar los esfuerzos de toda la población dominicana y del Mispas ante la lucha contra el Covid-19.


La alcaldía Esta labor le corresponde a los alcaldes recién electos, que además de higienizar los barrios para controlar la propagación del Covid-19, deben buscar solución definitiva al vertedero.

FUENTE – LISTIN DIARIO.

3 vistas

SUSCRIBETE A NUESTRO CORREO

  • White Facebook Icon

© 2020 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ELYAGUATENSE.COM.DO