top of page

Anadegas afirma MICM viola leyes y derogan resoluciones que elevan costos combustibles

SANTO DOMINGO.- La indexación trimestral de la Ley 112-00 sobre hidrocarburos se ha convertido para los diferentes gobiernos en los últimos 23 años en un botín que genera más de 88 mil millones de ingreso anuales al Estado, lo que significa el 10 por ciento de los ingresos fiscales generales captado por la DGII, aseguró este lunes la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolinas (Anadegas).


Elías Pérez y Rafael Polanco, presidente y expresidente de Anadegas, lamentan la falta de política serias, estables y claras en la regulación del sector de los combustibles por el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) desde el 2014 a la fecha.


Señalan que el incumplimiento de resoluciones por el MICM, leyes y reglamentos que regulan el sector son incumplidas, modificadas y derogadas, dependiendo del antojo o conveniencia del ministro de turno, cambiando las reglas de manera continua, provocando daños a los detallista de combustibles en el país.


Citan el caso de las resoluciones 306-2020, que dicen se ajustaron a los márgenes absoluto del sector sin tomar en cuenta sus mismos estudios realizados por consultores externos y derogando la resolución anterior 202-2014 del margen porcentual de un 10.75%.

Pérez y Polanco, expresaron que la República Dominicana continúa siendo líder con los mayores precios de los combustibles en América Latina, ocupando la posición cuatro, por el gran componente de impuesto que tiene la ley de Hidrocarburo 112-00 y las diferentes reformas fiscales que han modificado los montos de impuestos como son la Ley 557-05 en su art. 23 y la Ley 495-06 para un 16% de ad-valoren.

Señalan que no siendo suficiente agrabaron 2.00 pesos que genera por la compra de cada galón de combustible, para ser destinado a la reconstrucción vial y a la reposición del parque vehicular, fondo que ha acumulado más de 12 mil millones.

Pérez, presidente de Anadegas y el expresidente de esa entidad, Polanco, insisten en que los recursos generados y acumulados por concepto de la Ley 112-00, los gobiernos “no dan detalles de manera transparente en que lo han invertido porque lo manejan a discreción".

Los dirigentes de Anadegas cuestionan la falta de políticas serias, estables y claras de parte de las autoridades que deben velar y regular el sector de los combustibles, porque desde el MICM se incumplen las resoluciones, las leyes y reglamentos que regulan el sector.

También, Juan Carlos Mata, presidente de la regional Norte de Anadegas con sede en Santiago, dijo que los detallistas de combustibles que tienen contratos con las grandes distribuidoras de carburantes, son afectados con nuevos contratos de adhesión, que pretenden reducir sus derechos establecido en la Ley 407-72, artículo 6, párrafo II, que reconoce el punto comercial de los detallistas.

Refirió que esas acciones se enfocan en el desplazamiento de los detallistas de Anadegas y fortalece la política oligopólica en el mercado de los combustibles en el país.

Aseguran los directivos de Anadegas que los altos precios e impuestos en los combustibles, el incumplimiento de leyes, reglamentos y resoluciones que regulan el mercado, y los contratos de adhesión que hacen firmar las distribuidoras mayoritarias a los detallistas de gasolinas, afectan al sector que comercializa carburante a los sectores de menos poder adquisitivo.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page