Connect with us

El Mundo

Portavoz fujimorista afirma prisión es “prueba que Dios ha enviado” a Keiko

Published

on

Lima. El congresista Carlos Tubino, portavoz parlamentario del partido Fuerza Popular de Perú, afirmó hoy que la prisión preventiva de 36 meses que cumple la líder de su partido, Keiko Fujimori, es “una prueba que Dios le ha enviado”.   “Ella es una persona que tiene valores, los cuales le permiten enfrentar lo que le toca vivir.

Es una prueba que Dios le ha enviado, no creo que la debilite, más bien la fortalece”, declaró Tubino a periodistas tras visitar a Keiko en el penal de mujeres del distrito limeño de Chorrillos.   El legislador señaló que encontró a su líder “bastante fuerte”, aunque reconoció que su partido ha sido afectado por la investigación por presunto lavado de activos que sigue la Fiscalía contra Keiko y un grupo de sus colaboradores.

“Si miramos la historia de lo que es el mundo político, si te dedicas a perseguir a un partido político, te dedicas a tratar de jalar la legislación para ver cómo se la pones a una persona para meterla a la cárcel, en lugar de debilitarlo, es al revés, eso es un sentimiento que existe en Perú hacia Fuerza Popular”, acotó.   Tubino dijo que, desde su cargo, tiene la misión de liderar y buscar la unidad de su bancada y reiteró que Keiko seguirá siendo la presidenta de su partido “esté donde esté”.

El juez Richard Concepción Carhuancho ordenó hace una semana la prisión preventiva durante 36 meses contra Keiko tras considerar que es “sospechosa grave” de liderar una organización criminal al interior de su partido para captar dinero ilícito y así llegar al poder, desde donde retribuiría los favores con actos de corrupción.

Entre el dinero ocultado bajo esta modalidad puede estar el millón de dólares que Odebrecht dijo haber donado a la campaña electoral de Keiko Fujimori en 2011, aparentemente desde la cuenta con la que pagó sobornos en una docena de países de Latinoamérica.

El lavado se realizó aparentemente con una contabilidad ficticia en la que se simularon múltiples donaciones de personas particulares a las que les pidieron que prestaran sus nombres para financiar la campaña de 2011.


Continue Reading