Connect with us

asesiando

Padre del menor asesinado: "Lo duro es cuando el asesino convive con usted y tú no se sabes quién es"

Published

on

Ataud de niño 1

Miguel Ángel Reynoso Jiménez (El Moreno), el hombre señalado como el autor de la violación, muerte a puñaladas y quema del cadáver del niño Leonardo Montero en el Ensanche Isabelita , convivía con los padres del infante e incluso tenía ropas guardadas en la vivienda.

La revelación la hizo la madre del menor, la señora Mónica Montero, quien afirmó que al considerarse una persona buena, accedió a la petición que un día le hizo “El Moreno”, referente a que no tenía donde vivir y que le permitiera al menos guardar sus ropas en la casa, aunque no durmiera en la misma.

“Él era una persona que estaba ahí y no sé, no tenía…., él me dijo, no, yo no tengo donde vivir, pero yo no voy a dormir en tu casa, solamente hazme el favor de guardarme esta ropa en tu casa”, expresó la mujer durante el acto en que eran sepultado los restos de su hijo en el cementerio Cristo Salvador.

“Y como yo soy una persona buena, yo dije bueno, él no va a dormir en mi casa; él no va a dormir con mi hijo, él no le va a hacer nada. Nada más, simplemente, que pase en le mañana, se bañe y se vaya”, narró la dama visiblemente afectada.

Mientras que el padre del menor, identificado como Miguel Antonio de los Santos, dijo: “Lo duro es cuando el asesino convive con usted y tú no se sabe quién es. Pero Dios hizo justicia al presentárselo a uno y darse cuenta quién era”.

Los familiares de la víctima pidieron a la justicia que sea aplicado todo el peso de la ley en contra del imputado, quien actualmente guarda prisión.

“Fíjate como está ese niño quemado, apuñalado, o sea, que este destemplado parece que pensó que era una bestia igual que él, que le estaba haciendo eso”.

Informes preliminares de la Policía Nacional indican que, Reynoso Jiménez habría admitió a los investigadores haber cometido el atroz crimen, al apuñalar, violar sexualmente y luego quemar al menor.

Resalta que el prevenido explicó que luego de cometer el hecho se marchó de la casa y fue a un colmado cercano, por lo que al escuchar la alarma de algunos vecinos de que la casa donde residía el niño se estaba quemando, le pidieron ayuda para apagar el fuego.


Continue Reading