Connect with us

El País

No hay mejor campaña que resolverle a la comunidad

Published

on

El poblado de Tamboril, conocido como “La Capital Mundial del Cigarro”, es el único pueblo más industrializado que tiene República Dominica y donde, según cuenta su alcalde Anyolino Germosén, el desempleo no existe gracias a que las diversas industrias establecidas en la zona garantizan las plazas de trabajo.
Sin embargo, este próspero municipio de la provincia Santiago, que cuenta con 66 fábricas organizadas de cigarro, fábricas de embutidos, panaderías y un gran parque de zona franca, lamentablemente apenas recauda unos 700 mil pesos mensuales, únicamente por concepto de uso de suelo y por la recogida de la basura.
Este bajo cobro de arbitrios que tiene el cabildo de Tamboril ha sido la gran preocupación de su alcalde Germosén, quien también se queja de las deficiencias que tiene la ley que regula los ayuntamientos.
“Tú ves todas esas industrias que hay en el municipio de Tamboril, pero cuando tu vas a los arbitrios no hay forma de nosotros poder cobrarles, porque antes se sacaba una patente, que es la de operación de negocios y ya eso desapareció”, dijo.
El alcalde explicó que sin esa patente no hay forma de cobrar más que la recogida de basura y el concepto de construcciones, los cuales son la única ganancia que tienen como cabildo.
Se queja por Ley 176-07. “La misma ley se contradice. Me dice que tengo que pagar el sueldo mínimo obligado, pero me divide el dinero y no me dan la cantidad para pagar los empleados que debo tener”, reveló con disgusto Germosén.
Recomendó al Estado creer más en la municipalidad, porque hay 68 ayuntamientos que reciben la pírrica suma de un millón 200 mil pesos y distritos municipales con una asignación de 800 mil pesos, que se van en la nómina y no les queda la posibilidad de ejecución en sus municipios.
“Tiene que haber una voluntad política y entender que desde la municipalidad se desarrolla el país más fácil”, dijo el también primer vicepresidente de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu).
Entiende que el país que los dominicanos queremos, no es tan difícil de lograr, pero es desde la municipalidad que se va a lograr. “Hasta que no concienticemos al Estado y su conjunto, a que debe darle más autonomía a los ayuntamientos, va haber este problema y al final sufriremos todos”, aseguró.
Mejorar el hospital. Es lamentable que con la gran población obrera accionando en las empresas y fábricas, en caso de una emergencia médica en Tamboril no tengan un centro hospitalario acorde a las posibles eventualidades que se puedan presentar.
“Necesitamos un hospital, porque el que tenemos es muy pequeñito”, reconoció Germosén, refiriéndose al hospital municipal Doctor Ico Martínez.
De acuerdo con sus declaraciones este centro asistencial tiene menos de 30 camas distribuidas en sus seis pabellones.
Expresó que, un centro de salud con mayor capacidad y modernos equipos, evitaría que los pacientes tengan que ser llevados al hospital José María Cabral y Báez de Santiago, como actualmente se hace en detrimento de la capacidad de respuesta que puede dar ese centro.
“Por eso es que el Cabral y Báez está muy saturado, porque desde Tamboril hasta Dajabón, todo el mundo llega ahí a atenderse”.

Recogida de los desechos. El alcalde Germosén no deja lugar a dudas al decir confiado que “Tamboril es uno de los municipios más limpios del país”.
Asimismo expresa que con el buen equipo de trabajo que tiene, divididos en varias brigadas y dos turnos, ha logrado la proeza de mantener limpias las calles del municipio.
“Hemos podido dar con un buen programa”, asegura, aunque reconoce que de los ocho camiones recolectores de basura que posee, muchos paran dañados, debido a que son sometidos a jornadas intensas de hasta 14 horas diarias.
Entre las necesidades de maquinarias existentes en el cabildo de Tamboril, planteó que camiones nuevos, un rodillo y una grúa son su prioridad, pues busca en los próximos días declarar su municipio “libre de lodo” y para lograrlo le faltan dos comunidades.
Los alrededor de 80 mil habitantes que se diseminan en los 71.4 kilómetros cuadrados, tienen asfaltado casi el 95% de las calles de sus 70 barrios, lo cual facilita el tránsito en gran parte de Tamboril, describió Anyolino Germosén. Solo falta por asfaltar la carretera que va desde Guazumal a la Cumbre, por donde está el monumento a las Hermanas Mirabal.
La mina de Ámbar Azul. El funcionario municipal valoró la explotación del Ámbar Azul como un atractivo para los turistas, aunque entiende que debido a la forma rudimentaria en la que los campesinos extraen el mineral, se ha convertido en un oficio peligroso.
“Es la única en el mundo y aunque se hace de manera informal y empírica, aporta de una u otra forma a la economía de los campesinos que se dedican a ese peligroso oficio. Hay personas que han encontrado fragmentos de ámbar azul valorados en hasta 10 y doce millones de pesos”, dijo.
Obras realizadas. Entre algunas de las obras llevadas a cabo por el funcionario del cabildo en su gestión, mencionó el parque Doña Trina de Moya, que está ubicado en el centro de la ciudad, a un costo de RD$15 millones, en el año 2011. Destacó que este es “único en el país”, pues tiene una piscina pública y área de actividades.
“Hemos hecho varios puentes en comunidades que estaban incomunicadas, donde los niños no podían ir a la escuela. Electrificamos el área de Guazumal; estamos construyendo el parque de la gallera; se han construido alrededor de 10 canchas deportivas y actualmente estamos haciendo reparaciones a zonas para revivirlas”, señaló.
Valoró el aporte dado por el programa “Dominicana Limpia en el manejo de los desechos sólidos y su apoyo con el tratamiento a su vertedero, el cual fue saneado.
Sus aspiraciones políticas. Para el alcalde, que cumplirá nueve años en el cargo en agosto, el seguir dependerá de los munícipes.
“No es uno que se reelige, es la gente que lo hace. Por el momento estamos trabajando. Vamos a consultar a ver que dice el pueblo y el partido”, expresó con un poco de timidez, aunque deja entrever su satisfacción por la popularidad de que goza.
Más de Tamboril
Otras necesidades
Un complejo deportivo bajo techo, sería fundamental para que los jóvenes puedan canalizar sus energías en la práctica deportiva, como también una anfiteatro, donde los gestores culturales encuentren un lugar para presentar las actividades artísticas.

La seguridad es buena
El cabildo ha colocado cámaras de seguridad en diversos puntos del municipio y tal acción fue reforzada con la llegada del sistema 9-1-1, a fin de brindar más protección contra los que buscan cometer fechorías. “Nosotros monitoreamos todo por ahí, y prácticamente todo el que entra o sale del pueblo”, dijo Germosen.

Un tanque urgente
Explicó que de los pocos problemas que confrontan con el agua, está en la parte de la cordillera, donde para lograr que llegue a ciertas zonas debe ser por la vía del bombeo. Ante tal situación se está en conversaciones con la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), a fin de que se construya un tanque en la parte alta, para que el agua llegue a esos hogares por gravedad y no tener que hacer uso de la bomba.

The post No hay mejor campaña que resolverle a la comunidad appeared first on Hoy Digital.


Continue Reading