Connect with us

AFP

Liverpool y Tottenham dan el primer golpe en los cuartos de Champions

Published

on

El Tottenham superó 1-0 al Manchester City, este martes en Londres en la ida de los cuartos de la Liga de Campeones, con un gol del surcoreano Soo Heun Ming, en un partido en el que el argentino Sergio Agüero desperdició un penal, despejado por Hugo Lloris.

En el nuevo Tottenham Hotspur Stadium, en su puesta de largo europea, Citizens y Spurs, segundo y tercero de la Premier League, demostraron que quizás se conocen demasiado. Libraron una áspera batalla y cuando parecía que el partido se dirigía al empate sin goles, Soo Heung Min (78) dio la primera estocada a la eliminatoria.

“Nunca nos dimos por vencidos, peleamos 90 minutos y fuimos más eficaces. Es increíble jugar en este estadio”, señaló el héroe de la noche, Soo Heung Min.

Tras haber ganado la Copa de la Liga, clasificarse para la final de la Copa y estar peleando la Premier con el Liverpool, el City deberá remontar en Champions para seguir aspirando al póquer de títulos este curso.

“El resultado no es el mejor, pero si quieres llegar a la última etapa, tienes que hacer este tipo de remontadas. A veces un 1-0 es mejor que el 0-0, porque así sabes lo que tienes que hacer exactamente”, dijo el técnico del City Pep Guardiola.

– Kane y su influencia en el juego –

El Tottenham dio el primer paso para jugar sus primeras semifinales europeas desde 1984. Defenderá su renta el próximo miércoles en el Etihad Stadium.

Este martes ninguno de los equipos pudo contar con la eficacia de sus mejores artilleros. Mientras que Agüero falló un penal en el 13, Harry Kane, tras protagonizar un notable partido, tuvo que dejar el césped en el 56 por una lesión en el tobillo izquierdo.

El ‘Kun’ tuvo la bola para el 1-0 con un penal que despejó Lloris. El árbitro señaló la jugada tras consultar el VAR, después de que Danny Rose tocara el balón con la mano al irse al suelo para tapar un disparo de Raheem Sterling.

La estirada de su capitán dio impulso al Tottenham, liderado por un Kane capaz de dirigir la presión y extender su influencia en el juego hasta el medio del campo. Ya fuera de espaldas o al espacio, el internacional inglés mejoraba cada acción de los suyos.

Su mejor ocasión llegó en el 24, cuando disparó con potencia a la media vuelta y se encontró con una gran parada del brasileño Ederson.

Al City, por el contrario, se le atragantó el penal fallado y a pesar de mostrar su habitual serenidad con el balón, haciéndolo circular desde el arquero hasta sus puntas, le faltaba mordiente.

– Lucas Moura, valiente –

En la primera parte se acercó a la portería sin gran peligro con un cabezazo del argentino Nicolás Otamendi (31) y con un disparo desviado de Agüero (45+1).

La segunda comenzó con un intercambio de golpes. Agüero centró desde la derecha y Sterling empalmó a los guantes de Lloris (46) y a continuación una maniobra de Son Heung-Min finalizó con un disparo que rozó uno de los postes (47).

Los locales perdieron a Kane en el 56, cuando Fabian Delph pisó el tobillo izquierdo del delantero en una acción en la banda. Rápidamente el internacional inglés se marchó cojeando al vestuario.

“No pinta bien, pero tenemos que analizarlo en los próximos días. Es muy triste, puede ser grave y quizás lo perdamos para lo que resta de temporada”, señaló su técnico Mauricio Pochettino.

El argentino decidió dar entrada al brasileño Lucas Moura, valiente y decidido en sus 30 minutos de juego, dando a los Spurs un plus en su juego ofensivo.

Y llegó el gol, gracias a que Son Heung Min tiró de perseverancia y calidad. En un balón al hueco del danés Christian Eriksen, evitó por los pelos que saliera de fondo, ganó ángulo a base de fintas y se sacó un disparo seco a las mallas.

Ahora el Tottenham defenderá su preciada renta. El ganador de esta eliminatoria se enfrentará al superviviente del Ajax-Juventus.

Liverpool se acerca a las ‘semis’ de Champions tras ganar 2-0 al Oporto

El Liverpool tomó ventaja para clasificarse para las semifinales de la Liga de Campeones tras imponerse por 2-0 este martes en el partido de ida de los cuartos disputado en Anfield.

El guineano Naby Keita (5) y el brasileño Roberto Firmino (26) fueron los goleadores de los Reds, que acudirán con esa ventaja de dos goles a Oporto el miércoles de la próxima semana.

Los ingleses tienen aún presente su última visita a Oporto, fue el año pasado en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones y los Reds sentenciaron el pase a cuartos ganando por 5-0 (0-0 en la vuelta).

“Estoy feliz (…) Marcamos dos grandes goles y controlamos el partido la mayoría del tiempo. El 2-0 es un resultado muy bueno. Mantuvimos la portería a cero, me gustó el partido”, declaró el técnico del Liverpool Jürgen Klopp tras el partido.

“Sabíamos que no lo podíamos decidir aquí y que tenía que jugar el partido de vuelta. Será un partido con una atmósfera muy intensa en Portugal”, añadió el técnico germano.

Liverpool, vigente subcampeón europeo y en liza aún por el título de la Premier League con el Manchester City, se dio prisa por confirmar desde un inicio su papel de gran favorito en esta eliminatoria contra el Oporto y sólo necesitó cinco minutos para abrir el marcador.

Fue una jugada iniciada por el senegalés Sadio Mané por banda izquierda, que pasó la pelota al brasileño Roberto Firmino y este dejó la pelota en la frontal del área para el disparo de Keita, que tras tocar en un defensa dejó sin capacidad de reacción al arquero español Iker Casillas.

Los portugueses apenas podían contener las acometidas ‘Reds’ y el egipcio Mohamed Salah estuvo cerca de anotar el segundo, aprovechando un error defensivo, pero su disparo se fue demasiado cruzado (22). El que lo consiguió, cuatro minutos después fue Firmino, culminando con un remate a puerta vacía desde el interior del área pequeña una gran acción individual del equipo de Jürgen Klopp.

– Firmino firma el segundo tanto –

Sólo a partir del segundo gol pareció reaccionar el Oporto, con un primer disparo con peligro del maliense Moussa Marega que sacó con el pie el portero brasileño Alisson Becker (29).

Un minuto después, Alexander-Arnold tocó la pelota con la mano dentro del área, pero el árbitro español Mateu Lahoz no señaló penal tras consultar la jugada con el VAR.

Pese a esta reacción del Oporto, el Liverpool era el equipo que creaba mucha más sensación de peligro y Firmino pudo anotar el tercero antes del descanso en un disparo que salió rozando la escuadra del arco de Casillas (34).

La segunda parte comenzó con un gol anulado a Sané por fuera de juego (48) y una rápida contra que Salah no culminó (52).

El Oporto parecía tener más miedo a encajar un tercer gol que sentenciase la eliminatoria que buscar reducir diferencias y solo Marega parecía capaz de amenazar el arco de Alisson (69 y 78).

El Liverpool, por su parte, pareció conformarse con la ventaja de dos goles para viajar a Portugal la semana próxima y tampoco quiso desprotegerse en defensa, dejando pasar los minutos hasta el pitido final.


Continue Reading