Connect with us

Barahona

Director de hospital de Barahona renuncia tras escándalos

Published

on

El doctor Cornelio Rodríguez dimitió ayer miércoles de su puesto en el Hospital Regional Universitario Jaime Mota, tras hacer una administración marcada por el caos y la ineficiencia gerencial a la que se calificó como la más “penosa” por la falta de equipos e insumos y la muerte en los primeros cuatro meses del 2018 de 43 recién nacidos.

En la gestión de Rodríguez también se denunció el despido masivo de empleados para supuestamente crear plazas a sus colaboradores más cercanos.

La carta de renuncia fue remitida al director Ejecutivo del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupany. Rodríguez fue designado en la gerencia del Hospital Regional Universitario Jaime Mota el 4 de junio de 2018 por la exministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino y el exdirector del SNS, Nelson Rodríguez Monegro.

Además de las muertes de los 43 recién nacidos en los primeros cuatro meses, también hay que agregar otras 17 entre septiembre y octubre del mismo año, ocurridas éstas últimas en la maternidad del hospital Jaime Sánchez, cuyos pacientes pertenecían al Jaime Mota, pero por condiciones de remoción de la infraestructura de este último, las parturientas fueron ubicadas en el primero.

Por las masivas cancelaciones de personal considerado ineficiente, la reacción no se hizo esperar de parte de destacadas figuras del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

La administración de Rodríguez no pudo afrontar tampoco las serias precariedades en equipos del hospital. Las denuncias de los pacientes no se hacían esperar en los pasillos que tildaron al centro como un “matadero” por la falta de insumos y de hilo para satura de leves heridas. También escaseó el yeso para inmovilizar las fracturas. Los pacientes o sus familiares estaban obligados a salir a comprarlo.

Los médicos de menor jerarquía, pero con suma responsabilidad en el hospital se quejaban de que cuando telefoneaban a Rodríguez para la solución de cualquier inquietud no contestaba. Es el caso del director nacional de la “Seguridad Hospitalaria”, el coronel Ramón Andújar, que hace más de un mes acudió al despacho del director, el cual estaba cerrado a las 11: 00 de la mañana y no se pudo comunicarse vía celular y tuvo que marcharse.

Hay que recordar que después del escándalo por las 43 muertes de enero-abril registradas en ese hospital, el Colegio Médico Dominicano se pronunció el lunes 7 de mayo y denunció la existencia de cuatro gérmenes como responsables de los decesos.

El Colegio Médico denunció, además, la falta de oxígeno, gases arteriales, electrolitos séricos y que solo había un pediatra por servicio de 24 horas, mientras que los fines de semana y días feriados tenía un solo médico general para el hospital completo.


Continue Reading