Connect with us

El País

Caram afirma que el Gobierno responde a curas con sofismas

Published

on

El economista Guillermo Caram afirmó ayer que la respuesta del Gobierno no rebate las críticas de los sacerdotes católicos en el sermón de las siete palabras, sino que incurre en la falacia de descalificarlos con sofismas sustentados en una encuesta levantada en otra nación con otra cultura y que habla otro idioma que “de paso, ni siquiera tuvieron la molestia de traducir”.
En un documento expuso que el enfrentamiento desatado entre el Poder Ejecutivo y la Iglesia está basado en las críticas por el mal uso que da a los recursos públicos y el manejo a su conveniencia de las disposiciones constitucionales hasta amenazar con ello el estado de derecho.

Indica que para rebatir las críticas las autoridades, en lugar de intentar demostrar con cifras que maneja bien los recursos y que no dañará la Constitución, se sale por la tangente e incurre en la falacia de pretender descalificar a las iglesias, católicas, evangélicas, musulmanas, judías, etc.
Dice que para esto basa su respuesta en una encuesta que consigna la pérdida de fidelidad religiosa en Estados Unidos, para lo que cita que el 19% de los adultos no tiene preferencia religiosa (lo cual significa que el 81% sí tiene), que este porcentaje aumenta a partir del 8% en 2000 y que la pertenencia a iglesias en ese mismo periodo descendió de 70 al 50%.
Peor que las iglesias. Asegura que ante el argumento de la poca fidelidad y de su deterioro en las iglesias, la instancia menos llamada a recurrirlo es el Gobierno, cuya fidelidad y deterioro es mayor que el que han sufrido las iglesias.

“La última encuesta de la misma empresa en que se basa para pretender descalificar a sus críticos (Gallup) demostró que su nivel de aprobación es del 45%, menos que las preferencias y pertenencias religiosas; descendió en tres años, con relación al 62% obtenido en las elecciones, prácticamente lo mismo que descendieron las pertenencias religiosas en 18 años”, dice.
Caram expuso que el Gobierno, que estimula que las semanas santas sean convertidas en vacaciones, a juzgar por los tweets de su vocero oficial, en los que hace incluso propaganda a hoteles privados (ver @RodrigMarchena) no logró que la mayoría de la población saliera de sus casas.
Según las respuestas a los sondeos del periódico Hoy, demostró que 70% de los dominicanos permanecieron en sus casas.


Continue Reading