Connect with us

Embarazo

Autoridades fracasan en reducción de la mortalidad materno-infantil

Published

on

Cada mes en el país mueren un promedio de 16 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto. Solo en el pasado 2018 fallecieron 197 y de ellas, 89 residían en el Gran Santo Domingo (GSD) y 4 eran extranjeras.

El riesgo más alto de mortalidad materna corresponde a las adolescentes y mujeres menores de 30 años y de acuerdo con las autoridades, el 82% eran evitables.

Los datos oficiales establecen que en 2018 la región I Valdesia ocupa el segundo lugar en mortalidad materna con 21 casos y en tercero presentan igual cantidad la II Cibao Norte y V Este, con 18. La tasa más baja de mortalidad la presenta la regional IV de Enriquillo con 4 defunciones.

En los últimos cinco años este indicador mantiene un promedio de 184 muertes.

En el 2014 la mortalidad materna fue de 179; 189 en el 2015; 169 en el 2016; 188 en el 2017 y 197 en el 2018.

El comportamiento de la mortalidad materna, de acuerdo al registro de la Dirección Nacional de Epidemiología, es más del doble de las cifras a que aspiran las autoridades del Ministerio de Salud Pública y el Servicio Nacional de Salud, cuya meta es reducirlas a menos de 70 por 100 mil nacidos vivos.

Los números demuestran que las autoridades se quedaron en el discurso de que bajaran las cifras y culpar de las defunciones al personal de salud que labora en los hospitales públicos, donde ocurre el 98% de los partos, mientras los galenos dicen que sin insumos no puede haber un trabajo eficaz.

Las principales complicaciones relacionadas con la mortalidad materna antes, durante y después del parto son hemorragias graves e infecciones, hipertensión gestacional y abortos peligrosos.

Mortalidad Infantil

En el caso de la mortalidad infantil, el promedio de muertes por mes fue de 291. En el 2018 se reportaron 3,494, para una diferencia de 225 fallecimientos más que en el 2017.

De acuerdo con el registro de la Dirección General de Epidemiologíal, el 74% (2,595) ocurrieron en recién nacidos de 28 días de vida.

Por región de residencia de la madre, las mayores tasas de mortalidad neonatal se observa en las regiones VII Cibao Occidental y II Cibao Norte.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030 es poner fin a las muertes evitables de recién nacidos y de niños menores de 5 años, logrando que todos los países intenten reducir la mortalidad neonatal al menos hasta 12 por cada 1.000 nacidos vivos, y la mortalidad de niños menores de 5 años al menos hasta 25 por cada 1.000 nacidos vivos.

Nueva estrategia

La directora del Servicio Regional de Salud Metropolitano (SRSM), Mirna Font- Frías, se reunió con los directores de hospitales y gerentes de áreas de salud del Gran Santo Domingo y Monte Plata y socializó un plan de mejora con lo que espera impactar en los indicadores de la mortalidad materno-infantil.

La nueva meta es disminuir los indicadores de mortalidad materna-infantil y para esto trabajarán en el abordaje en el primer nivel de atención en lo que se refiere al fortalecimiento de una consulta prenatal de calidad con énfasis en los factores de riesgo de la embarazada, además en la planificación del embarazo y educar a las usuarias en cómo cuidarse y cuáles son los signos y síntomas de alarmas en el embarazo, con el fin de involucrar a las futuras mamás para un cambio de cultura que impacte en la salud de las mujeres.

Font -Frías instruyó a los directores a identificar las áreas que necesitan fortalecer dentro de los hospitales que dirigen, con el propósito de mejorarlas y poder brindar a los usuarios un servicio de calidad y humanizado.

Para lograr ese propósito es vital que se cumplan los procesos de la socialización, implementación, seguimiento y monitoreo de las guías y protocolos en los hospitales y centros de atención primaria, con la finalidad de mantener la calidad y eficiencia de los servicios que brindan a la población.

Mirna Font- Frías Directora del Servicio Regional de Salud Metropolitano


Continue Reading