Connect with us

El País

Arzobispo Ozoria pide mayor entrega en Diócesis Castrense

Published

on

El arzobispo metropolitano de Santo Domingo y obispo castrense, monseñor Francisco Ozoria, pidió ayer a los integrantes de la Diócesis Castrense intensificar las acciones en favor de esa comunidad religiosa.
Durante la homilía de la primera misa crismal del Obispado Castrense en la historia del país, monseñor Ozoria exhortó a “multiplicar acciones como diócesis y hacer ver que somos esa iglesia particular, ese pueblo sacerdotal ungido y enviado a la misión”.
Explicó que la misa crismal, una ceremonia en la que se bendicen los santos óleos, es un elemento de identificación para una diócesis, “porque se trata del encuentro del pastor con su rebaño”.
A su vez, instó a dicho grupo clerical a adoptar una postura de definición dentro de la diócesis y asumir completamente todos sus compromisos.
“Definirse por algo es entregarse por entero a eso que es, porque somos nosotros quienes le vamos a dar vida a esta iglesia particular”, enfatizó.
Mantener prudencia. El religioso hizo un llamado a la población en general a vivir una Semana Santa bajo los valores de Jesús y a mantener la prudencia en estos días de asueto.
En la celebración le acompañaron los sacerdotes Geraldo Ramírez Paniagua, vicario general; Milcíades Florentino Romero, vicario de Administración; Federico Marcial Sánchez, vicario de pastoral; Martín Gutiérrez Pérez, vicario del Clero; y José Joaquín Domínguez, canciller.
También estuvieron presentes los presbíteros Juan de los Santos Jiménez, vicario episcopal Región Este; José Alfredo Rodríguez, vicario episcopal Región Sur; y Diego Albersio Tineo, vicario episcopal de la Región Norte o Cibao.
Silencio y ausencias. Al terminar la celebración, el arzobispo no respondió a las preguntas de los periodistas sobre sus declaraciones en las que criticaba la falta de independencia de los poderes del Estado y advertía que el país está encaminado hacia una dictadura.
Pese a la importancia de esta celebración litúrgica para el ámbito militar, no estuvieron presentes los comandantes de las Fuerzas Armadas.
Diócesis Castrense
La Diócesis Castrense se originó en virtud de un acuerdo entre la Santa Sede y la República Dominicana de fecha 21 de enero de 1958, con el cual se instituyó el Vicariato Castrense.
Mediante la Constitución Apostólica “Spirituali militum curae”, del papa Juan Pablo II, el Vicariato Castrense pasó a denominarse Obispado Castrense.


Continue Reading