Connect with us

DEPORTES

Adiós a la tierra batida como superficie para disputar la final del torneo de Copa Davis

Published

on

LILLE, FRANCIA. La Copa Davis ha terminado para España, aunque no así para Francia y Croacia que disputarán en territorio francés, del 23 al 25 de noviembre, la última final de esta tradicional competición que se ha mantenido durante 118 años como la más importante por equipos de tenis.

Se abre paso ahora una nueva idea, defendida y apoyada por el 71,63 por ciento de los votos de los presidentes de federaciones que acudieron a la Asamblea General Anual de la Federación Internacional de Tenis en Orlando (EE.UU.) el 16 de agosto, cuando solo se necesitaba el 66 por ciento de los votos. Y ahora comienza una nueva etapa que durará 25 años.

De alguna forma triunfa la idea que perseguían algunos jugadores entre ellos, el español Rafael Nadal, que sugería que esta histórica competición que él ganó tres veces, según la FIT, (en 2004, 2009 y 2011 (en 2008 no pudo jugar la final por lesión), debería cambiar para adecuarse más a las circunstancias actuales.

También Nadal ha pedido que, como las Finales ATP, alguna vez la final de Copa Davis debería disputarse sobre tierra batida.

Pero eso, de momento, no forma parte del acuerdo adoptado en Orlando, que prevé que esa Fase Final, cuya sede será comunicada bien a final de este mes o a primeros de octubre, y que se disputará en noviembre el próximo año, se jugará en pista cubierta y superficie dura, ya que en ese mes deben seguirse las coordenadas de la temporada de pista cubierta y dura europea.

“Intentaremos que en alguna de las ediciones esa superficie cambie a tierra”, dijo Miguel Díaz, presidente de la Federación Española de Tenis, en Lille, al finalizar la eliminatoria Francia-España, cuando se le insinuó que en el nuevo formato e idea del Grupo Kosmos, no se contempla tierra para la nueva Fase Final.

“Es un hándicap para España en estos momentos” asumió Díaz, mismos términos que utilizó el capitán español Sergi Bruguera, “un hándicap muy grande”, dijo.

“Me gustaría saber si el país organizador puede decidir dónde se hace. Creo que debería poder escoger, pero si es en cubierta y dura será un hándicap para nosotros. Si esa es la superficie en la que vamos a jugar siempre, evidentemente es un inconveniente”, admitió Bruguera.

“Hasta que no haya unas cuantas ediciones no podremos juzgar si el cambio ha valido la pena”, dijo el jugador Albert Ramos en Lille tras ganar el primer punto para España en la eliminatoria contra Francia.

“Hay cosas buenas y cosas mala de la nueva competición”, comentó Ramos. “Lo bueno es que los jugadores que juegan muchos torneos tendrán unas semanas de descanso. Lo malo para mi es que no volveremos a jugar en casa una eliminatoria de este tipo como ellos (Francia) han vivido este fin de semana, y eso es muy especial”, señaló.

“Hay dos temas, las semanas de competición y lo que pagan por jugarla. Si es verdad que el dinero que paga la FIT está muy desfasado comparado con el que pagan otros torneos”, dijo Albert. “No es normal, y hay algunos jugadores que no se quieren desgastar por este dinero. La nueva competición tendrá mucho más dinero, por lo que parece”, comentó.

Aunque tanto la Federación Internacional de Tenis como el grupo Kosmos no han facilitado cifras oficiales, se especula que el equipo campeón se llevará 2,1 millones de euros como premio, y esa nación campeona, un millón de euros.

El equipo finalista recibiría, 1,5 millones de euros. Y solo por participar en la primera fase de grupos, cada país recibiría 515.000 euros. El total de premios sería 15,34 millones de euros

“Hay otra cosa muy importante y es que ya nunca más se va a jugar sobre tierra batida, y esto no nos beneficia mucho de cara a que España pueda volver a ganar la Copa Davis, por mucho que se juegue en Madrid, pero jugando en pista rápida y cubierta…no creo que sea lo mejor, aunque nunca se sabe”, dijo el jugador catalán.

“Imagino que Gerard Piqué lo ha hecho con la mejor de las intenciones, y es más, el jugador que juegue esa competición va a ganar mucho más dinero”, prosiguió.

“De cara al jugador no es peor, yo hablaba del sentimiento de la Copa Davis y poder jugar con todo el público. Yo solo lo he podido hacer en una eliminatoria y la verdad que me gustó mucho. Otra cosa es que en unos años veamos si funciona o no. Hay que esperar un poco”, recalcó Albert Ramos, que como Miguel Díaz también abogó por aguardar y ver.

“Al final creo que si esta nueva Copa Davis no sale bien en el futuro, se podría volver atrás al formato antiguo. Pero hay que darle su oportunidad. Creo que es un formato atractivo siempre que vayan los mejores jugadores. Es más sencillo que puedan reunirse en una semana. Pensando en el equipo español, y en Rafa, creo que será más sencillo contar con él en una semana solo”, aseguró Díaz.


Continue Reading